Hoy os voy a contar cómo nace la idea de los cabeceros de pigmentos.

El primer pequeño experimento de usar el policarbonato como elemento de decoración fue durante el examen de Estética de la universidad. Fue un pequeño objeto decorativo en el que utilicé arena en vez de pigmentos. De eso hace ya unos cuantos años (no os digo el número), y nunca me hubiera podido imaginar que esa idea la volvería a usar a lo largo de los años muchas veces.

El primer empleo serio que hice de ese material con esa técnica fue en mi primera casa de alquiler cuando llegué a Sevilla en 2003. Todavía recuerdo el “horror” que me provocaba entrar en mi cocina por la mañana a prepararme un café, y una de aquellas mañanas se me ocurrió cómo poder darles un buen cambio.

Así que volví a usar el policarbonato esta vez con café, azúcar y especias, materiales más acordes con una cocina. Es un material muy ligero por lo que se puede pegar encima de un mueble simplemente con cinta de doble cara. Además, tiene la ventaja de que se puede limpiar con cualquier producto sin que se estropee.

Y ahora vamos a los cabeceros. Durante muchos años he usado como cabeceros telas que iba comprando en los viajes, me parecían muy bonitas y encima eran muy buenos recuerdos. Pero el día que nació mi primer hijo, Pablo, me di cuenta de que no eran lo más cómodo para apoyarme a darle el pecho. Acababa todas las noches con la tela encima de mi cabeza justo cuando el niño acababa de dormirse y no podía moverme. Y, para colmo, la pared se oscurecía y yo no tenía mucho tiempo para ponerme a pintar… En fin, creo que algunas podréis entenderme.

Así fue como una noche, entre toma y toma, se me ocurrió volver a sacar mi idea universitaria. Tuve que esperar un tiempo a que mi hijo creciera antes de poder dedicarme a llenar la habitación de pigmentos naturales de la India. Es una idea bonita pero que necesita tiempo y paciencia.

Ahora ya sabéis la historia de este cabecero que os propongo para vuestras habitaciones. Además de resolver problemas técnicos para la lactancia y la limpieza, es muy decorativo y original y se adapta a todos los gustos ya que tiene una vasta gama de colores a elegir.

Os dejo el enlace a la galería.

Elena

Pin It on Pinterest

Share This